Las características de las aguas residuales de las bodegas presentan una gran variabilidad, dependiendo en gran medida de su actividad, proceso productivo y tipo de elaboraciones, pero también de la época del año. Esto supone una importante limitación en cuanto a la elección del sistema de tratamiento más idóneo para la gestión de los efluentes vitivinícolas en cada bodega.

Actualmente, en otros ámbitos, como puede ser el caso de vertidos domésticos o de pequeñas industrias agroalimentarias, se están implementando nuevas tecnologías naturales para el tratamiento de aguas residuales, obteniéndose interesantes resultados en relación tanto a la a eficiencia de proceso, costes de construcción y operación, como por ser sistemas más respuestas desde un punto de vista medioambiental. Esto las convierte en interesantes alternativas a otras tecnologías convencionales en el tratamiento de aguas residuales comúnmente utilizados en bodegas, como son los sistemas de lodos activados.

El proyecto WETWINE ha adaptado estos sistemas a las características específicas de los efluentes vitivinícolas de las bodegas del área Sudoe. Para ello ha desarrollado un sistema basado en tecnologías naturales de humedales construidos, tanto para el tratamiento de las aguas residuales como de los lodos. El sistema WETWINE permite el tratamiento de las aguas residuales para su reutilización como riego y la valorización de los biosólidos resultantes como abono.

El sistema WETWINE ha sido validado en una planta piloto de demostración situada en la Bodega Santiago Ruiz, en Pontevedra, España, lo que ha aportado interesantes resultados en cuanto al diseño y operación en un entorno real.

Básicamente el sistema WETWINE es una combinación de una unidad de pre-tratamiento anaeróbico: reactor HUSB y un conjunto humedales artificiales de flujo subsuperficial para el tratamiento de aguas y lodos.

Tratamiento de aguas

En la primera fase de pre-tratamiento en el reactor HUSB, los sólidos de las aguas residuales se retienen y se hidrolizan con una eficiencia del 70-80%. A continuación las aguas resultantes circulan a través de una batería de humedales verticales y horizontales plantados con juncos donde por diversos procesos biológicos se produce el tratamiento de las aguas residuales hasta la obtención de un efluente con unos parámetros analíticos aptos para vertido o incluso para su uso para riego.

Tratamiento de Lodos

Paralelamente, los sólidos retenidos en el reactor HUSB se tratan en humedales de lodos donde mediante procesos físicos (secado) y biológicos (mineralización), se produce una reducción significativa del volumen de lodo: eliminándose los posibles organismos patógenos, estabilizándose y obteniendo un biosólido que se utilizará como abono en el viñedo.

 

Resultado del proceso de validación de la operación de la planta piloto así como del trabajo de campo realizado en las 12 regiones vitivinícolas del área Sudoe que participan activamente en la implementación del proyecto se ha obtenido amplia información e interesantes resultados para optimizar el sistema WETWINE. Sin embargo en el caso particular de cada una de las bodegas será necesario adaptar la estrategia, diseño y parámetros de operación a sus características específicas.

Para ello, esta herramienta web  permite particularizar el sistema WETWINE a la situación concreta de cada proceso, permitiendo alcanzar una aproximación a la configuración óptima del sistema WETWINE.